Aprendizaje Basado en Proyectos (PBL). Explicación

Obtenga más información sobre el Aprendizaje basado en proyectos (PBL) en: http://bie.org/.
El Instituto Buck para la Educación encargó a la agencia de publicidad de vanguardia Common Craft, crear un breve video animado que explica en lenguaje claro los elementos esenciales del Aprendizaje Basado en Proyectos (PBL). Este simple video hace que los elementos esenciales de PBL cobran vida y trae a la luz las habilidades y competencias del siglo XXI (
  • colaboración,
  • comunicación,
  • pensamiento crítico)

que permitirán a los estudiantes de K-12 ser universitarios y listos para trabajar, Comunidades. Traducción proporcionada por GoLocalise.

Effective implementation of project-based learning

ORIGINAL: Teacher Magazine Australia

Effective scaffolding of student learning was identified as one of the facilitating factors of PBL. ©Shutterstock/cmgirl

Tags: effective teaching methods, evidence-based practice, research news,international, short articles

If you’re looking to use project-based learning (PBL) in the classroom next term, a new research review offers some practical pointers for teachers.

The paper, by Durham University colleagues Dr Dimitra Kokotsaki, Victoria Menzies and Dr Andy Wiggins, also has six key recommendations for the successful adoption of a student-centred approach in mainstream schools. Writing in the journal Improving Schools, the academics explain PBL is an inquiry-based approach that can be used from early years through to higher education, where students learn by addressing a real-world challenge. They add that its uniqueness lies in the fact that students come up with an end product which represents their ‘new understandings, knowledge and attitudes …’.

Their literature review looked at studies from around the world exploring evidence of the effectiveness of PBL – including

  • the use of concept maps in Hungarian Kindergartens,
  • a primary school PBL program for low SES students in the United States and
  • a STEM-based project involving female high school students in Taiwan.

They note that although the strength of the findings are limited and some studies showed mixed results, the research indicates there are factors that can aid the successful adoption of project-based teaching in schools. These include:

  • Technology: Regarded as a ‘major enabler’ for students to design and develop their project. Also found to help both lower and higher performing students construct knowledge, although the researchers add teachers need to guide and support students to use technology safely and effectively.
  • High quality group work: Kokotsaki, Menzies and Wiggins cite research suggesting positive interactions between students, individual accountability, equal participation and social skills are ‘pivotal’ to the success of PBL collaboration, particularly when there are gender, achievement or social hierarchies at play.
  • Scaffolding: ‘The successful implementation of PBL in the classroom lies on the teacher’s ability to effectively scaffold studentslearning, motivate, support and guide them along the way,’ the academics advise.
  • Professional support: Teachers who received support (acknowledging their competence and autonomy) from senior managers and colleagues were more likely to implement and persist with PBL.

When it comes to how teachers can best support PBL in the classroom, the paper discusses a US study where 12 teachers recognised as being experts in the instructional method were interviewed (Mergendoller & Thomas, 2005). Their advice for successful implementation and management included:

  • being flexible with scheduling (and allowing for extensions to the project timeline);
  • giving students a rubric before they start to help orient them;
  • involving other teachers, parents and community members; and
  • using a variety of assessment methods (including opportunities for reflection) where both individual and group performance can be recognised.

Having reviewed the literature, Kokotsaki, Menzies and Wiggins say it’s possible to make six key recommendationswhich are considered to be essential for the successful adoption of a PBL approach in the mainstream school setting’:

  1. Student support – including effective time management and student self-management, and effective use of technology;
  2. Teacher support – networking and PD opportunities, and school leader support;
  3. Effective group work – students need to have equal levels of agency and participation;
  4. Balanced instruction – using both didactic instruction and independent inquiry to help prepare students for independent work;
  5. A reflective, self- and peer-evaluated assessment process – specifically, ‘evidence of progress needs to be regularly monitored and recorded’; and,
  6. Student autonomy and choice – Kokotsaki, Menzies & Wiggins, 2015 say this needs to be part of the process so students have a sense of ownership and control.

References

Mergendoller, J. R., & Thomas, J. W. (2005). Managing project based learning: Principles from the field. California: Buck Institute for Education.

Kokotsaki, D., Menzies, V., & Wiggins, A. (2016). Project-based learning: A review of the literature. Improving Schools, Vol. 19(3) 267–277.

  1. Are you using a range of assessment methods for PBL?
  2. How are you assessing individual and group work?
  3. How are you scaffolding student learning in PBL?
  4. Are you setting aside specific teaching time to prepare students for independent work?
  5. When planning a project, how flexible is your schedule?
  6. Do you build in time for extensions if needed?

Diseñar una experiencia #STEMaker para sus estudiantes

ORIGINAL: BlueKnowledge
Publicado por etate en Educación
2 de julio de 2015 |

chat boxes of different hashtags to indicate conversationEn la última década, nuestros espacios comunitarios, como escuelas, museos, centros juveniles e incluso lugares de trabajo, han sido cooptados por una revolución del aprendizaje. Esta revolución nos ha llamado a reexaminar nuestras nociones de enseñanza y aprendizaje y reimaginar un nuevo enfoque para preparar a los estudiantes de todas las edades a vincularse, aprender al cambio local e innovación global.

A medida que este movimiento se desarrolla, los titulares

  • Se predice la necesidad de carreras STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería, Matemáticas) con el fin de ser competitivo globalmente
  • Se requiere un pensamiento crítico (un subproducto de STEM que aprende, hace y diseña el pensamiento) como un medio para navegar la vida cotidiana y las elecciones cívicas
  • Se requieren la transformación de la escolarización en entornos de aprendizaje rigurosos y relevantes. (Tenga en cuenta que esto va más allá de los maestros individuales y de sus aulas y distribuye la responsabilidad entre los tomadores de decisiones, como los administradores y los responsables de la formulación de políticas).

Si esta revolución del aprendizaje es televisada (o transmitida a través de dispositivos móviles), ¿cómo cambiará la narrativa de su aula para preparar a los estudiantes para el siglo XXI?

Al reflexionar sobre la preparación de sus alumnos, voy a compartir puntos de vista de mi reciente presentación a más de 500 maestros y administradores en el Centro Internacional de Liderazgo en la Educación (Icle) Modelos Conferencia Escuelas de junio de 1 de 28 de julio de 2015 en Atlanta, GA.
El diseño de una experiencia STEMaker para sus estudiantes
Pónte el sombrero de “fabricante” y aprender a diseñar una experiencia STEMaker que involucra a los estudiantes en el pensamiento de alto nivel, integrando contenidos y prácticas STEM, y generando soluciones para situaciones del mundo real. En esta sesión, usted colaborará para completar un rápido desafío de diseño práctico, planear una actividad de aprendizaje basada en estándares de STEMaker e identificar recursos que le ayudarán a transformar su salón de clases en un STEMakerspace riguroso y relevante.

En mi sesión, los participantes participaron en varias actividades para ayudarse a sí mismos y a sus estudiantes a:

  • (re) imaginar las posibilidades de STEM;
  • (Re) crear soluciones significativas, del mundo real, y
  • (re) pensar productos y procesos.

Hemos despertado la curiosidad con el aprendizaje experimental, hacer algo que importa con una “bolsa de cosas”, para demostrar cómo una experiencia STEMaker puede ser de bajo costo y baja tecnología, manteniendo altos niveles de compromiso y, por supuesto, divertido.

A continuación, cimentados la experiencia STEMaker en los marcos de aprendizaje, tales como el

para ilustrar cómo una serie de actividades de aprendizaje basadas en estándares puede comprender una experiencia de aprendizaje riguroso y relevante.

Un estudio reciente informó que los maestros quieren un mayor desarrollo profesional para ayudarles a aplicar STEM, específicamente el ciclo de diseño de ingeniería. Pidieron, por lo que respondieron con unos pocos ejemplos de los ciclos de diseño de ingeniería para todas las edades:

El resto de la presentación ejemplifica formas para que los maestros implementen el ciclo de diseño de STEMaker en sus aulas. Los participantes con entusiasmo pensaron posibles desafíos de diseño con la persona a su lado.

Valientes voluntarios jugaron en una ronda rápida de “Sí, y. . . “Para modelar la forma de estructurar las actividades de una lluvia de ideas o ideación, capacitando a los estudiantes a construir sobre las ideas de los demás. También echa un vistazo a la Agencia por diseño pensando rutinas para la educación fabricante. Se instó a los participantes a utilizar las herramientas digitales, tales como instaGrok , al andamio investigación y aprovechar la experiencia local a través de visitas a las clases o sesiones de Skype. También alenté a los participantes a que deliberaran acerca de invitar a un grupo diverso de expertos locales a sus aulas, ya que servirán como modelos para ayudar a los estudiantes a imaginar su futuro.

Conectando de nuevo a nuestro desafío de diseño de apertura, hacer algo que importa con una “bolsa de cosas”, me recordó a los participantes que el aprendizaje STEMaker puede ser de bajo costo y baja tecnología, y también les pidió que considerar el uso de herramientas digitales para documentar el proceso.

Para concluir, hice hincapié en que la evaluación y la retroalimentación fueron fundamentales para realizar el ciclo de diseño STEMaker como una experiencia de aprendizaje. Cuando esperamos que los estudiantes revisen su forma de pensar, neutralizamos la noción de tomar riesgos y normalizamos las acciones para intentar, aprender y volver a intentarlo. Es entonces, que comenzamos a cambiar la narrativa de nuestras aulas y preparar a los estudiantes para la vida real en el siglo XXI.

PS Aquí hay una breve lista de los recursos de #STEMaker que compartí con los participantes.

Conectar con bluknowledge

9 peculiaridades de los países con la mejor educación en el mundo

ORIGINAL: BBC
Sean Coughlan

Lapices negros a una altura igual y uno rojo que sobresale.THINKSTOCK

¿Cómo lograrán los mismos países distinguirse siempre?

Cuando se trata de las clasificaciones mundiales de educación, parece repetirse la misma historia. Las superpotencias educativos asiáticas toman todos los primeros puestos y el resto del mundo queda sumido en la duda y la recriminación.

Para los ministros de Educación de gran parte del mundo, este debe ser un momento sombrío, en el que tienen que rebuscar algún aspecto positivo que resaltar para intentar tapar el hecho de que una vez más su país está flotando en la mediocridad del medio de la lista.

La semana pasada Singapur clasificó como el mejor en el mundo en matemáticas y ciencia en el informe TIMSS, que compara el desempeño de estudiantes a nivel internacional.

Esta semana, la OCDE publicó sus clasificaciones internacionales de las pruebas PISA, que se realizan cada tres años y miden el desempeño en ciencias, lectura y matemáticas de más de 500.000 adolescentes de 15 años en 72 países.

¿Los mejores?

  1. Singapur
  2. Japón
  3. Estonia

¿Qué será lo que se necesita para formar parte de ese anhelado club de ganadores en las competencias internacionales de educación?

En otras palabras, ¿qué tienen ellos que no tienen los otros?

Documento de primer puestoImage THINKSTOCK

En pos de esos primeros puestos, vale la pena revisar qué tienen en común los exitosos.

1. Es mejor estar en Asia oriental

No parece haber escape en la implacable geografía de las clasificaciones de educación.

Singapur está ahora en primer lugar, seguido por Corea del Sur, Hong Kong y Japón. Shanghái ha sido un gran contendiente, pero las pruebas PISA en esta ocasión incorporaron a la ciudad a otras partes de China. Y hay que añadir a Taiwán, Macao y Vietnam a esta lista.

2. Así es y ya está

Para decirlo diplomáticamente, la expectativa de muchos de los países más exitosos es que la gente haga lo que se les dice.

Una cultura conformista y centrada, un sentido de propósito colectivo o incluso un Estado de un sólo partido de los tradicionales suelen ser elementos que dan mejores resultados. Pero hay excepciones: los finlandeses consiguen un alto rendimiento con un fuerte sentido de independencia liberal.

Sombrero de gradución.THINKSTOCK

¿Asumen los sistemas de educación en Occidente que se trata de una carrera que no todos van a ganar?

3. Conviene no tener recursos naturales

Hay un fenómeno en la educación llamado “la maldición de los recursos”, pues las economías basadas en riquezas naturales -como las que dependen de sus vastas reservas de petróleo- tienden a rendir menos en la educación. Gran parte del Oriente Medio se da como un ejemplo.

¿Cómo se puede motivar a alguien que espera ser rico sin importar cuán bien le vaya en los exámenes?

Por el contrario, los países pequeños con pocos recursos han tenido que aprender rápidamente cómo vivir de su ingenio. Hace 60 años, Corea del Sur tenía uno de los peores índices de analfabetismo en el mundo; ahora muchos nos la pasamos mirando sus televisores.

4. Apuesta por los maestros

Caricatura de clase de matemáticasImage THINKSTOCK

Todo depende de los profesores. Y punto.

El gurú de la educación de la OCDE Andreas Schleicher tiene un eslogan: “Ningún sistema de educación puede ser mejor que la calidad de sus profesores”.

Y la clasificación del TIMSS de la semana pasada llevaba el mismo mensaje: el éxito está inseparablemente unido a la oferta de docentes de buena calidad.

Sean cuales sean las declaraciones mediáticas que desplieguen los ministros de Educación, todo se reduce a invertir en los maestros.

5. Ser una nación joven ayuda

Si bien es cierto que los del selecto círculo de ganadores son culturas antiguas, una característica curiosa es cuántos son relativamente nuevos como Estados-nación o tienen fronteras recientemente reconstituidas.

Finlandia apenas va a celebrar su centenario el próximo año. Singapur y Corea del Sur, en su forma actual política, son productos del siglo XX. Vietnam, tras emerger de la guerra en la década de 1970, ha sido uno de los más raudos en subir a los podios que añoran Estados Unidos y los viejos dinosaurios europeos.

¿Será que andar ligeros de bagaje les facilita cambiar y adaptarse?

Dibujos sobre papel cuadriculado.THINKSTOCK

“Aprender es un tesoro que acompaña a su dueño a todas partes”, reza un proverbio chino.

6. Tener un vecino grande que te eclipse

Otra característica sorprendentemente de los principales países en la educación es cuántos tienen que competir con un vecino mucho más grande.

En las historias de éxito de Europa en los últimos años -Finlandia, Polonia y Estonia- todos tuvieron que salir de la sombra del antiguo bloque soviético. Corea del Sur y Hong Kong están en contra de la China continental. Singapur es una pequeña ciudad Estado rodeada de grandes vecinos con poblaciones mucho mayores.

La educación les permitecompetir en las ligas mayores.

7. No es una competición de eliminación

Flecha ascendente con gente debajoImage THINKSTOCK

El secreto está en llevar a todos a triunfar, no en asumir que sólo unos pocos lo lograrán.

Las tablas de clasificación de la educación se basan en la proporción de jóvenes que llegan a algún punto de referencia de la capacidad.

Los ganadores serán aquellos que asuman que todos deben cruzar la línea de llegada, incluidos los más pobres, lo que es una característica distintiva de los sistemas principales de Asia.

Sus mejores profesores se dedican a los alumnos más débiles para asegurarse de que todo el mundo tiene un nivel básico.

Por el contrario, Occidente tiende a abordar la educación como una carrera de caballos, con la expectativa de que muy pocos de los corceles que comiencen la carrera lleguen a la meta. Y las clasificaciones reflejan esa diferencia fundamental.

8. Escoger lo mejor

Es difícil separar los sistemas educativos de la política y la cultura en la que se desarrollan.

Por mucho que a todos les gusta hablar de “innovación”, hay un montón de presiones en contra del cambio.

Pero muchos de los países con alto rendimiento no tienen ningún problema en apropiarse de las mejores ideas de otros países e incorporarlas en sus propias escuelas.

9. Planificar a largo plazo en un mundo de corto plazo

Ilustración de un salón de claseImage THINKSTOCK

Es una inversión: los beneficios sólo son aparentes en el futuro.

Puede tomar 10 años antes de que los cambios en un sistema de educación marquen alguna diferencia positiva en el ranking mundial.

Eso no es un gran incentivo para la fugaz vida útil de la oficina ministerial.

Pero el gran mensaje del ranking global es que lo que se necesita es consistencia y continuidad.

10. Si todo falla, culpa a todos los demás

Como toma tiempo notar los cambios de una reforma en la educación, los ministros pueden vanagloriarse de cualquier cosa que tenga éxito y culpar de todo lo demás en la administración anterior.

La veleta de la culpa siempre apunta lejos de quien esté a cargo.

¿Por qué Finlandia está cambiando “el mejor sistema de educación del mundo”?

Image copyright GETTY IMAGES
Finlandia quiere que sus alumnos piensen en forma “transdisciplinaria”, que vean que un mismo problema genera preguntas de física, historia, matemáticas, biología o estadística.
Finlandia, conocida por contar con uno de los mejores sistemas educativos del mundo, prepara un cambio radical con el que espera mejorar la calidad de sus escuelas: la abolición de las distintas materias.
Y es que, a partir de 2016, todos los centros de enseñanza del país nórdico empezarán a aplicar un método nuevo conocido como phenomenon learning.
Bajo este sistema las clases tradicionales serán desplazadas por proyectos temáticos en los que los alumnos se apropiarán del proceso de aprendizaje.
En la educación tradicional, los alumnos van a su salón y tienen clases de matemáticas, después de literatura y luego de ciencias“, le dice a la BBC Marjo Kyllonen, gerente de educación de Helsinki.
Ahora, en lugar de adquirir conocimientos aislados sobre diferentes materias, el papel de los estudiantes es activo. Ellos participan en el proceso de planificación, son investigadores y también evalúan el proceso“, explica.
Según Kyllonen la razón es que la forma tradicional de educación, dividida entre diferentes materias, no está preparando a los niños para el futuro, “cuando necesitarán una capacidad de pensamiento transdisciplinaria, mirar a los mismos problemas desde distintas perspectivas y usando herramientas de distintos tamaños“.
Una experiencia colaborativa
Image copyright GETTY IMAGES
Un grupo de alumnos quiso investigar, por ejemplo, el fenómeno de los teléfonos inteligentes, y acabó aprendiendo sobre historia, literatura y física.
La capital finlandesa ha estado en la vanguardia del desarrollo de esta nueva metodología, en la que los alumnos pueden elegir un tema de su interés y planificar su desarrollo conjuntamente con sus profesores.
A modo de ejemplo de cómo funciona este método, Kyllonen le contó a la reportera de la BBC Sarah Montague el caso de unos niños de cuarto grado que decidieron con su profesor trabajar sobre el fenómeno de los teléfonos inteligentes.
Dijeron que les gustaría saber sobre la historia del desarrollo de la telefonía“, cuenta.
Un tema que les servía para estudiar matemáticas, estadísticas, para saber por qué razones la gente usa los teléfonos, literatura, al indagar sobre cómo los mensajes de texto han cambiado la forma de escribir y así por el estilo“.
Era su idea, por lo que inmediatamente podían conectar con el tema“, apunta.
El phenomenon learning se ha venido introduciendo en las escuelas del país de forma paulatina durante los últimos dos años, en los cuales todas las escuelas han estado obligadas a introducir un período durante el año escolar –usualmente de varias semanas– para desarrollar esta nueva forma de aprendizaje por experiencia.
En el caso de Helsinki, las escuelas han sido estimuladas para establecer dos periodos al año.
Para enseñar a “alumnos investigadores”, también los profesores deberán transformarse en mentores.
De profesor a coach
Los cambios en el sistema educativo en Finlandia también implican importantes cambios para los profesores, quienes ya no tendrán el control acostumbrado sobre sus cursos y deberán aprender a trabajar de forma colaborativa con sus alumnos y con otros docentes.
Su trabajo dejará de basarse tanto en clases magistrales y será más parecido al trabajo de un mentor o de un coach que al de un catedrático.
 
Hasta marzo de este año, ya 70% de los profesores de Helsinki habían sido entrenados en la aplicación del nuevo método.
No creo que los profesores puedan simplemente sentarse atrás y ver lo que pasa. Creo que su papel es aún más importante que en el sistema tradicional, así que tienen que tener mucho cuidado en la manera cómo aplican este método“, asegura Kyllonen.
¿Lecciones equivocadas?
Pero el nuevo método no es ajeno a las críticas. Sarah Montague conversó con Leo, un estudiante de una escuela de Helsinki sobre su experiencia con el phenomenon learning.
Tiene sus ventajas y desventajas. Es algo distinto y los profesores pueden ponerse creativos y traer nuevas fórmulas de enseñar y de aprender y eso es divertido“, dice.
Image copyrightGETTY IMAGES
China superó a Finlandia en las pruebas PISA, pero autoridades de educación de todo el mundo siguen mirando al país nórdico como una referencia.
Pero a mí no me gustaría que dure todo el año, porque es estupendo tener cierta libertad creativa para aprender de cuando en cuando pero también existe la educación tradicional que también cumple una función“, comenta el joven.
El profesor de la Universidad de Cambridge Tim Oates, por su parte, compartió su temor de que los países obtengan las lecciones equivocadas de la positiva experiencia finlandesa.
Oates señaló que el sistema educativo de Finlandia llegó a su mejor momento en el año 2000, cuando ese país destacó por tener los mejores resultados en el Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes de la OCDE (conocido como PISA).
Pero que desde entonces ha venido descendiendo.
Y, según el experto, los funcionarios de educación de muchas partes del mundo fijaron sus ojos en cómo eran las escuelas de Finlandia en ese momento, caracterizadas por su amplia libertad y por el hecho de que los alumnos no necesitaban presentar exámenes cada año para pasar de grado.
Oates, sin embargo, advierte que las reformas que permitieron aquellos buenos resultados en el año 2000 se pusieron en marcha en la década de 1970, con elementos muy distintos como la toma de decisiones centralizada, la presencia de supervisores en cada salón de clase, grandes inversiones en la formación de los profesores y la aplicación de exámenes obligatorios para aprobar cada año.
Pero Finlandia parece dispuesta a seguir cambiando y aprendiendo.
Y muy probablemente muchos otros países van a querer aprender también de su proceso.
ORIGINAL: BBC Mundo
Redacción BBC Mundo
3 diciembre 2015

El método finlandés para acabar con el acoso escolar y ciberbullying que está revolucionando Europa

ORIGINAL: Muhimu.es
 
Finlandia es un país en el que la cuestión educativa es considerada una auténtica prioridad nacional. Finlandia ha ocupado en los últimos años el primer puesto en educación primaria, así como en educación superior y formación en el Índice de Competitividad Global (ICG) del Global Economic Forum, resultado de un fuerte énfasis en la educación en las últimas décadas. Esto ha proporcionado a la fuerza laboral con las habilidades necesarias para adaptarse rápidamente a un entorno cambiante y ha sentado las bases para sus altos niveles de adopción tecnológica y de innovación. Finlandia es hoy uno de los países más innovadores de Europa, ocupando el segundo puesto en la tabla, sólo por detrás de Suiza. Desde que la OCDE comenzara en el año 2000 a elaborar su informe PISA, Finlandia ha acaparado los primeros puestos del podio en Europa por su excelente nivel educativo. Hoy Finlandia es considerado un país con uno de los mejores sistemas educativos del mundo.
Pero a pesar de lo indicado anteriormente Finlandia también sufre de importantes retos en el sector educativo. Al igual que en otros países Finlandia vive con inquietud el acoso escolar. ¿Cómo abordan en Finlandia el acoso escolar? KiVa es un acrónimo sencillo de las palabras finlandesas Kiusaamista Vastaan (contra el acoso escolar). Con esta iniciativa, Finlandia está logrando frenar el acoso escolar y el ciberbullying en sus aulas. Implantado ya en el 90% de los colegios de educación básica su éxito ha resultado tan arrollador que contar, o no, con este proyecto ya es un requisito que muchos profesores y alumnos tienen en cuenta a la hora de elegir y valorar un centro educativo donde trabajar o estudiar.
acoso escolar
KiVa surgió de un serio compromiso entre la comunidad educativa y el gobierno finlandés.  «El proyecto se fue poniendo en marcha aleatoriamente en los colegios finlandeses», cuenta Christina Salmivalli, profesora de Psicología en Turku y una de las creadoras de KiVa al diario ABC. La universidad realizó, unos años después, un estudio para evaluar cómo se iba desarrollando el programa.
Los resultados fueron espectaculares. «Fue el mayor estudio realizado en Finlandia. Participaron 234 centros de todo el país y 30.000 estudiantes de entre 7 y 15 años. KiVa había logrado reducir todos los tipos de acoso en los colegios. Los casos de acoso escolar desaparecieron en el 79% de las escuelas y se redujeron en el 18%», explica la profesora.
Sólo con un año de implantación los investigadores comprobaron que en algunos cursos el número de niños acosados bajó incluso un 40%. Pero además se llevaron una grata sorpresa al constatar que «KiVa también aumenta el bienestar escolar y la motivación por estudiar, al mismo tiempo que disminuye la angustia y la depresión», dice Salmivalli.

Fuente: Mayra Zepeda

Según afirma la Embajada de Finlandia en Madrid: “Un impresionante 98 % de las 1000 escuelas que participaron en el programa en 2009 pensaron que su situación había mejorado durante el primer año de la iniciativa. Estadísticas de más de 100 escuelas participantes indican que tanto la victimización como el acoso escolar habían disminuido considerablemente en el primer año de implementación. El programa KiVa ha recibido varios premios incluyendo el Premio Europeo de Prevención del Crimen en 2009, el Premio de Política Social por el Mejor Artículo en 2012 y cuatro Premios Nacionales en Finlandia en 2008, 2010, 2011 y 2012.

A diferencia de otros modelos que se centran exclusivamente en la víctima y el acosador, “KiVa intenta cambiar las normas que rigen el grupo” —indica la profesora—. Dentro del grupo están los otros, esas personas que no acosan, que observan, que son testigos y que se ríen.

A través de esa comunicación no verbal transmiten el mensaje de que lo que pasa es divertido o está bien, aunque tengan una opinión diferente. No hay que cambiar la actitud de la víctima, para que sea más extrovertida o menos tímida, sino influir en los testigos. Si se consigue que no participen en el acoso, eso hace cambiar la actitud del acosador. El objetivo es concienciar de lo importante de las acciones del grupo y empatizar, defender y apoyar a la víctima».

Los estudiantes reciben una veintena de clases a los 7, 10 y 13 años para reconocer las distintas formas de acoso y mejorar la convivencia, según informa El Confidencial. Hay diez lecciones y trabajos que se realizan durante todo el curso académico sobre el respeto a los demás, la empatía… Cuentan con material de apoyo: manuales para el profesor, videojuegos, un entono virtual, reuniones y charlas con los padres… «Detectamos que muchos niños víctimas no contaban su caso. Así que añadimos un buzón virtual. De esta forma, pueden denunciar si son víctimas o testigos y nadie lo sabe», cuenta Christina Salmivalli. Para hacerse una idea, KiVa establece que los vigilantes del recreo usen chalecos reflectantes para aumentar su visibilidad y para recordar a los alumnos que su tarea es ser responsables de la seguridad de todos.

KiVa se puso en marcha en esta escuela en 2008”, dice Jouni Horkko, director de la escuela primaria Karamzin. “Por entonces, nuestros casos de acoso superaban la media de las escuelas finlandesas, pero tras el primer año de implementación redujimos la cifra en un 60%. Hoy tenemos 500 alumnos y en torno a 14 casos al año”, explica a El Diario El País.

En cada colegio hay un equipo KiVa, formado por tres adultos que se ponen a trabajar en cuanto tienen conocimiento de un caso de acoso escolar o ciberbullying en el centro. «Primero actúan como filtro, para reconocer si es un acoso sistemático o algo puntual. Después se reúnen con la víctima para dale apoyo, ayudarla y tranquilizarla. También hablan con los acosadores para que sean conscientes de sus acciones y las cambien», indica.

Los docentes de KiVa se entrevistan con el o los acosadores, la víctima y a cuantos alumnos crean conveniente citar; sopesan en qué momento es mejor comunicar la situación a los padres y hacen un seguimiento del caso. “Generalmente, tras la entrevista donde el acosador es apercibido, deja de hacerlo. Hay casos difíciles, que pueden llevarnos a cambiar a la víctima de grupo, pero son francamente excepcionales”, comenta una de las responsables del equipo KiVa. Los miembros del grupo contra el acoso (en el caso del colegio Karamzin son cuatro) se compone de maestros que el propio director suele elegir teniendo en cuenta sus cualificaciones universitarias en temas relacionados con la violencia escolar o estudios de comportamiento de grupos, entre otras disciplinas.

Aquí os dejamos el enlace al PDF en Español a esta guía 

Las escuelas en Finlandia tuvieron la brillante idea de eliminar las asignaturas para estudiar en base a temas

ORIGINAL: UpSocial
Por Teresa Hechem
¡Su sistema educativo es soñado! 
Es el país con el mejor sistema educativo público del mundo, pero quieren seguir innovando.Ahora buscan implementar un sistema educativo revolucionario que busca que la enseñanza deje de lado el estudio de asignaturas y se enfoquen en temas. En las escuelas finlandesas

  • no se usa uniforme, 
  • no hay exámenes de ingreso, 
  • nunca se les da más de media hora de tareas y 
  • está prohibido que los estudiantes no hablen en clase. 

¡Esto suena genial! 

Y más aún, que todas estas medidas han mostrado su gran efectividad, ya que la educación finlandesa está considerada como una de las mejores del planeta. Este sistema ha funcionado porque los alumnos se demuestran motivados y entusiastas por aprender y participar en las clases debido al ambiente relajado y propicio que entregan estas escuelas. Están interesados en saber más. 

Esta formación los ayuda a estar más preparados para la universidad y a enfrentar un futuro mejor. Pero, para el año 2020, el país planea eliminar de a poco la enseñanza de asignaturas individuales como Historia e Inglés para que el estudio sea en base a temas particulares

Fuente

 Esta radical medida busca eliminar la pregunta que muchos nos hacemos “¿Para qué me sirve aprender esto?”. Por ejemplo, en lugar de estudiar 2 horas Inglés, el profesor le pedirá al alumno que pase adelante y vaya analizando el clima de distintos países. Por lo que la persona no solo aprenderá la gramática del inglés, sino que además estará estudiando Geografía e Historia. Los estudiantes seguirán aprendiendo teorías científicas importantes, pero las conocerán de una forma más programática.El nuevo sistema también alienta a distintos estilos de aprendizaje, como la solución de problemas interactivos y la colaboración entre grupos pequeños para desarrollar habilidades que cubran las necesidades de la vida moderna. 

En este video podrás saber más información sobre la reforma educativa de Finlandia:

¿Crees que funcionaría este sistema educacional en tu país?

ORIGINAL: UpSocial

5 Ways to Make STEM More Exciting For Students

ORIGINAL: Edudemic
April 6, 2015 @atxcopywriter
Image via Flickr by Maryam
For many students, the list of subjects included in STEM – science, technology, engineering and math ­– doesn’t inspire the same level of passion and interest as other subjects. This is a shame, because many STEM careers are lucrative and the industries they’re in just keep growing.
Almost half of students expressed an interest in STEM majors and occupations, including a healthy number of female students (46%). But that expressed interest hasn’t yet translated into a diversification in who’s getting jobs in STEM. In engineering, computer, and math sciences professions women still seriously lag behind men. And racial minorities don’t fare much better.
Many people have ideas about ways STEM can be discussed and taught to interest more of the student population. For the students who see less appeal in numbers and facts than stories and ideas, STEM subjects don’t have to seem dry and lifeless. So much of how students feel about STEM depends on how they learn about it.
5 Tips for More Exciting STEM Lessons
1) Incorporate Pop Culture
Use Alice’s Adventures in Wonderland to talk about math and logic, or A Wrinkle in Time as a launching board to discuss physics. Or assign the popular podcast Star Talk, in which Neil Degrasse Tyson talks with (often famous) guests about the intersection between scientific inquiry and pop culture, taking on subjects like the science of superheroes and the zombie apocalypse.
Every year brings new big blockbusters that incorporate science and tech. What can students learn about space from Interstellar? (Google can help with that one.) Terminator can inspire a discussion about A.I., and Captain America can tie in to a lesson on the tech actually developed by the country during WWII.
Showing the role science and math play in stories and creativity can make all those students who think they only care about English and history realize that science actually has a lot going for it too.
2) Make it Relevant
For some students, the challenge of STEM is that it seems distant from the concerns of their everyday life. Brainstorm assignments that show them how they encounter STEM in their day-to-day. You could have students each research a tech advancement that saved lives or otherwise made the world better. The possibilities are seemingly endless:
  • The crops scientists developed to help us avoid world hunger.
  • The development of vaccines.
  • The invention of running water.
  • The rise in antibiotics.
  • The importance of satellites to help us see extreme weather coming.
That’s just a starter list. This site that celebrates scientist lifesavers can help you generate a few more ideas.
For a less lofty way to show science’s relevance, you could tell your students to each pick an object they encounter every day and research what goes into making it. Your iPhone doesn’t work on magic, and all sorts of everyday objects contain some kind of chemicals or minerals people never think about.
3) Get a Debate Going
Most students are taught about concepts like negative numbers as though they’re the truth, plain and simple. In fact, they were controversial and different mathematicians made impassioned arguments for and against them over many years before they became largely accepted.
How much more interesting are negative numbers to you now than they were five minutes ago?
Debate makes subjects more engaging — specially a debate that students can get riled up about on both sides.
STEM subjects bring up ample opportunities for heated debates, such as:
  • Should we fear A.I.?
  • Should animals be given human rights?
  • Was development of the nuclear bomb worth it?
  • Is technology changing how our brains work for better or worse?
  • Should money be spent going into space or helping people here on earth?
One way to get students really invested in researching a subject is to raise the stakes. Can your opinion (or the one you’re assigned to defend) stand up against someone else’s arguments?
4) Bring in Guest Experts
Whether you can get them to come into the classroom itself or instead set up a Skype call, people in STEM professions can clue students in to what those jobs look like day in and day out.
You get bonus points here for inviting successful people working in STEM fields that don’t look like the norm. Women and people of color making their mark on predominantly white and male professions will show your students that they don’t have to fit into a certain box to pursue those careers themselves. MIT has a series of videos on their website that show the experiences and insights of a diverse array of chemists. That’s the kind of thing that can help students of all types visualize themselves in a STEM career.
5) Let Student Passions Drive Their Assignments
No teacher needs to be told that every student is different. While it’s certainly not easy, working with individual students to come up with project ideas based on something they’re already passionate about can make for some real excitement.
A book lover could be assigned a seminal science fiction text and asked to do an assignment on the scientific issues explored in the book. A sports lover could be asked to analyze the math and physics behind the sport – how do angles, shapes, and distances play into creating the game they love? A photography enthusiast could be tasked with identifying and recording different plants and animals in her neighborhood.
A project that incorporates something they already love will feel more personal to each student than anything assigned to the whole class. It would give them an excuse to take ownership over their work and research in a way that will stick with them longer than many other assignments.
STEM doesn’t have to be a dry subject. Professionals and researchers are doing fascinating things in the STEM field every day. Students need a way to see that side of the story.