Category Archives: Alumnos

Vicky Colbert: “La necesidad es la madre de la innovación”

Vicky Colbert adulta

Vicky Colbert. Foto en Tiching

¿Cómo definiría los pilares básicos de Escuela Nueva?
El primer pilar es la flexibilidad, que tiene en cuenta los diferentes ritmos de aprendizaje de cada alumno y nos lleva a trabajar por una educación más personalizada. Otro pilar que rige nuestro sistema es el aprendizaje cooperativo, es decir, los alumnos aprenden construyendo conocimiento en equipo, lo que les obliga a participar activamente de todo lo que ocurre en su día a día. Además, este pilar nos hace replantear el rol del profesor. Pasamos de tener docentes que transmiten conocimiento a convertirse en orientadores, facilitadores. Por último, para que todo funcione correctamente es muy importante para nosotros establecer una fuerte relación entre escuela, familia y comunidad.
¿Qué la llevó a impulsar hace casi 40 años Escuela Nueva?
Suelo decir que la necesidad es la madre de la innovación. Por aquel entonces, Colombia, como sucedía en casi toda América Latina, no garantizaba el acceso, y menos aún la calidad, de la educación básica a los estudiantes más vulnerables del país. Para nosotros el reto era universalizar la Primaria, era nuestra primera motivación. La segunda era elevar la calidad del sistema educativo.

¿Cuál era el principal obstáculo?
Detectamos que lo que no permitía universalizar la Primaria en el país eran las escuelas rurales, que eran y siguen siendo muchas. Debido a la poca densidad de población de cada núcleo rural, no se necesita un profesor para cada curso, si no que un solo docente atiende a niños y niñas de distintas edades en una misma aula. Se llaman escuelas multigrado. En este contexto no tiene ningún sentido que el docente dicte conocimiento porque no todos los alumnos tienen la misma necesidad ni capacidad de aprender. Esta realidad nos obligó a cuestionar el modelo de educación hasta entonces vigente y repensarlo.¿Y qué conclusiones obtuvieron?
Teníamos muy claro que debíamos buscar estrategias viables a distintos niveles. Nuestras propuestas debían ser muy concretas y operativas, instrumentos que ayudaran a aterrizar la filosofía que impulsamos. Así buscamos estrategias que fueran viables técnicamente, y que cualquier docente sin tener un doctorado pudiera obtener resultados en medio de la selva. Aquí en Colombia los sindicatos son muy fuertes, por lo que también debían ser estrategias que dieran respuestas políticas. Y sobre todo: debían ser estrategias replicables y escalables. Si proponíamos una intervención compleja y sofisticada era imposible de replicar.

Cuando Escuela Nueva pasa en 1987 del mundo rural a la urbe, la ratio de alumnos aumenta. ¿Cómo se lleva a cabo este proceso?
La necesidad vital era universalizar la educación y mejorar la calidad en la Colombia rural, pero efectivamente cuando lo hicimos y se obtuvieron resultados tan importantes, nos planteamos la posibilidad de replicar en las zonas urbanas. No solo alcanzamos mejoras en disciplinas como matemáticas o lenguas, sino también a nivel socio-emocional:

  • mejoramos la autoestima de nuestros alumnos, asumieron el trabajo cooperativo como prioritario y mejoraron sus comportamientos democráticos. Si se ha podido hacer esto en lo rural, ¿por qué no en lo urbano?

¿Y cómo fue la adaptación?
Escuela Nueva era y es una buena pedagogía. En la ciudad, las clases son monogrados, por lo que los maestros no tenían los mismos retos que los de las zonas rurales. Decidimos cambiar el nombre y trabajamos bajo la etiqueta de Escuela Urbana Activa y demostrar que podíamos aplicar los mismos principios y las mismas estrategias, con la diferencia que el contexto es urbano y el énfasis lo hacíamos en la mejora de la calidad. Entendemos por calidad los logros académicos y también los logros socioemocionales. Otra diferencia es que en la ciudad nos fuimos expandiendo de acuerdo a la demanda, pero en lo rural sí se convirtió en política pública.

¿Cuáles son las motivaciones de los niños y las niñas en los entornos rurales? ¿Cómo consiguieron hacer disminuir el absentismo escolar?
Al cambiar la manera de aprender, los niños se sienten más motivados porque participan activamente. Mejoramos su autoestima y encuentran en la escuela un espacio de paz y tranquilidad que en su hogar no tienen. Para los niños la metodología de Escuela Nueva es muy participativa: tienen sus gobiernos de niños, sus comités, muchos se sienten personitas, están más contentos y satisfechos consigo mismos. El ambiente escolar es mucho más amable y positivo. Muchos niños no querían marchar de la escuela.

¿Hay diferencias entre la relación de la escuela con las familias de centros urbanos y las familias de entorno rural?
Sí. La metodología de Escuela Nueva promueve que todo lo que el niño aprende lo ponga en práctica en su entorno, con su familia. Se implican en la vida familiar aplicando el conocimiento útil que han adquirido en la escuela. Se convierten en agentes de cambio. En las zonas rurales este papel del niño es muy apreciado y vital. Para los padres de estas familias es una motivación interesante participar en la vida escolar, porque ven que hay un cambio y que esa escuela se está proyectando a la comunidad. Notamos una afectividad mayor de los padres. En las zonas urbanas, en cambio, el padre no tiene tiempo, sólo para ir a las reuniones rápidas con el docente. Es más difícil que participen de forma activa en el proceso de aprendizaje de sus hijos. También hay muchas diferencia entre los maestros.

¿En qué sentido?
En las zonas rurales, el maestro necesita a la comunidad. En cambio, en la zona urbana está pendiente del reloj para ver a qué hora terminan las clases para ir a hacer sus recados.

¿Por qué cree que los pilares de Escuela Nueva que usted impulsó hace casi 40 años se replican ahora en tantos lugares del mundo?
Es irónico, pero al mismo tiempo nos reafirman que nuestros principios son principios de buena pedagogía. Los principios no son nuevos. Tampoco lo eran cuando nosotros los impulsamos. ¡Lo nuevo fue ponerlos en práctica!

Un proyecto que lo cambió todo…
En Escuela Nueva sí hicimos algo muy importante que fue concretar las estrategias que íbamos a aplicar. Por ejemplo: todo el mundo habla de educación personalizada pero, ¿cómo se hace? ¿Cómo personalizas la educación de veintitantos niños por aula?  Todos hablan del nuevo rol del docente, pero el maestro sigue hablando todo el tiempo. Nuestras propuestas son operativas, los docentes que se integran no quieren abandonar esta pedagogía porque sienten que es una ayuda, que tienen instrumentos, estrategias…. Si no, todo se va en pura filosofía.

¿Cuáles cree que son las habilidades indispensables para ser un buen docente?
Un buen docente debe tener habilidades emocionales: empatía, sensibilidad de dar afecto, de preocuparse por sus alumnos. Nosotros trabajamos con nuestros maestros para que saquen de ellos mismos sus mejores dotes de empatía, de orientación, de liderazgo. Obviamente debe conocer el contenido que va a impartir, pero creo que la dimensión humana y las habilidades socioemocionales son indispensables.

¿Ustedes integran las TIC en su día a día?
Nosotros incorporamos a nuestras guías recursos virtuales complementarios. Es decir, hay lo impreso y lo virtual. Pero en las zonas rurales no hay conectividad así que ¡no las usan! Hay una limitación tecnológica, pero no solo eso. Tenemos muy claro que introducir medidas tecnológicas sin cambiar el modelo pedagógico no sirve de nada. Voy a citar a Luis Osin, que hace años señaló que “introducir computadoras en el aula sin cambiar el modelo pedagógico es perpetuar a un costo más alto una técnica tradicional”. La tecnología puede ayudar, pero si no cambias a fondo el método, no obtendrás resultados diferentes. Así que sí, las hemos introducido, pero no son la panacea.

¿Cuáles considera que son los principales retos educativos actualmente?
Ahora en Colombia estamos inmersos en el proceso de Paz. Las zonas rurales ahora mismo son una prioridad, ya que los acuerdos del proceso tienen mucho que ver con estas zonas. Nosotros tenemos evaluaciones muy sólidas que demuestran que Escuela Nueva ha influido en la convivencia pacífica de los niños, como publicó la Universidad de Londres. Existe una íntima relación entre la pedagogía y la construcción de la ciudadanía y de esta forma se demuestra la importancia de un método pedagógico que contribuye a la paz y a la convivencia.
Otro reto son los jóvenes desempleados que no tienen futuro. Ahí estamos llevando la Escuela Nueva al nivel de la Secundaria.

ORIGINAL: Tiching
Por Tiching

7 habilidades necesarias para la vida que no nos enseñaron en la escuela

¿Cuántas veces hemos pensado que lo que nos enseñan en la escuela no nos sirve para la vida real?

 

Habilidades culturainquieta

 Las habilidades olvidadas por la escuela que nos harían más felices y plenos

1. Seguir una pasión
Cuando entramos al colegio aprendemos el significado del “deber”. Nos enseñan que “las cosas que valen la pena requieren sacrificios”. Sin embargo, lo cierto es que cuando algo nos apasiona de verdad, no solo brillaremos en ello sino que no necesitamos movernos por el deber, porque tenemos un motivo impulsor mucho más poderoso: la pasión. Como resultado de esa educación basada en el deber, hay millones de persona realizando trabajos que no les gustan y viviendo vidas que no les satisfacen. Nadie les enseñó que el secreto está en seguir su pasión.

Habilidades culturainquieta.jpg1

2. Aprovechar los errores
La escuela se encarga de castigar duramente los errores. Las calificaciones escolares no consideran el esfuerzo ni la individualidad, tan solo los aciertos y las equivocaciones. Como resultado, no es extraño que nos aterrorice cometer errores, porque creemos que estos disminuyen nuestra valía como personas. Ese miedo a equivocarnos puede llegar a ser tan intenso que aplasta nuestra motivación y nos paraliza. Afortunadamente, métodos como el del bolígrafo verde contribuyen a cambiar esta situación y nos permiten comprender que los errores son oportunidades de aprendizaje.

Habilidades culturainquieta.jpg2

3. A valorar el tiempo
El tiempo no es dinero, el tiempo es vida. Es la posesión más valiosa que tenemos, aunque no siempre lo valoramos en su justa medida. De hecho, acudir todos los días a una escuela donde nos enseñan contenidos que no despiertan nuestro interés y que no tienen aplicaciones prácticas es una manera de restarle valor a nuestro tiempo. Obviamente, cuando nos olvidamos del dinero y comenzamos a pensar en términos de tiempo nuestra vida da un vuelco radical. Por ejemplo, en vez de preguntarnos cuánto cuesta el nuevo iPhone, podemos preguntarnos cuánto tiempo debemos trabajar para comprarlo. ¿Merece la pena? Solo entonces empezamos a valorar las cosas en su justa medida.

Habilidades culturainquieta.jpg3

4. Gestionar las emociones
Ahora sabemos que el éxito profesional y el nivel de satisfacción en la vida no dependen directamente del cociente intelectual, sino de la Inteligencia Emocional. Eso significa que, si bien el conocimiento es la base, es probable que no lleguemos demasiado lejos o no seamos muy felices si no somos capaces de gestionar adecuadamente nuestras emociones. Por desgracia, nadie nos enseña a reconocer y gestionar nuestros estados emocionales, por lo que muchas veces nos sentimos culpables cuando experimentamos ciertas emociones o no sabemos cómo expresarlas asertivamente.

Habilidades culturainquieta.jpg4

 

5. Ser resiliente
La adversidad nos aguarda a la vuelta de la esquina, por lo que es mejor estar preparados para cuando toque a nuestra puerta. Sin embargo, nadie nos enseña a lidiar con los problemas sin perder el equilibrio emocional. La resiliencia es una habilidad que normalmente se desarrolla de manera espontánea, golpe tras golpe, pero también podría potenciarse a través de una educación que nos enseñe a enfrentar los problemas con sentido del humor, que nos ayude a detectar nuestros puntos débiles, nos muestre cómo pedir ayuda y nos permita desarrollar una visión positiva y equilibrada de la vida.

Habilidades culturainquieta.jpg8

 

6. A negociar
Si supiéramos negociar evitaríamos muchísimos conflictos a lo largo de la vida. Sin embargo, desde que entramos en el colegio nos damos cuenta de que no hay margen para la negociación, todo está decidido, desde el plan de clases hasta los minutos de recreo. Así aprendemos a acatar las reglas y asumimos un terrible mensaje: hay ganadores y vencidos. Como resultado, comenzamos a afrontar la vida de esa manera: como una competición en la que queremos ganar, sin darnos cuenta de que el mejor escenario es aquel donde todos ganan.

Habilidades culturainquieta.jpg9

7. A buscar el equilibrio
En la escuela nos enseñan a esforzarnos y trabajar duro para obtener cada vez mejores resultados. Sin duda, es un buen mensaje, pero si lo llevamos al extremo terminaremos engordando primero el currículo escolar y luego el profesional, olvidándonos del “currículo de la vida”.

Por eso, no es extraño que nuestra sociedad produzca personas adictas al trabajo que no tienen tiempo libre y han olvidado cómo relajarse. Este desequilibrio termina pasando factura a nivel emocional, social y físico porque descansar es tan importante como trabajar y pasar tiempo con los demás es tan importante como pasar tiempo con uno mismo. Si no somos capaces de encontrar ese equilibrio, antes o después algo se romperá en nuestro interior. Y no siempre podremos arreglarlo.

Gracias a Jennifer Delgado. 

Tres razones por las que el modelo educativo debe reinventarse

A student delivers a statement after the speech of Norbert Hofer, Joint Acting President of Austria and Third President of the National Council, during a panel discussion on "Can Europe’s politicians solve its migration crisis?" at Geneva's graduate institute, in Geneva, Switzerland, October 20, 2016. REUTERS/Pierre Albouy - RTX2PQZJ

Image: REUTERS/Pierre Albouy
Un niño hoy puede esperar cambiar de trabajo al menos siete veces en el transcurso de su vida y cinco de esos trabajos aún no existen Esteban Bullrich, Ministro de Educación de Argentina

Nos encontramos en una era de transición. Por primera vez en la historia de la humanidad, los avances tecnológicos están afectando radicalmente la vida de las personas en una fracción del tiempo de la década pasada. La velocidad de los cambios esta poniendo en tela de juicio el sistema educativo, que ya muestra síntomas de deterioro: la alta tasa de desempleo juvenil a nivel mundial seria el más obvio.

Este fenómeno se explica por tres razones:

1. Existe una desconexión entre la realidad laboral y lo que se enseña en la educación superior, producto de la poca interacción entre el mundo académico y el mundo laboral. Las instituciones de educación superior no están anticipando adecuadamente el conjunto de competencias que se está demandando en el ámbito laboral, y por lo tanto preparamos en muchos casos estudiantes sub-calificados. Las políticas universitarias deberán crear un pilar que incentive la colaboración con el sector privado para disminuir esta brecha.

2. En segundo lugar, existen un conjunto de inteligencias que no se desarrollan adecuadamente en la educación secundaría. Según el doctor Howard Gardner, psicólogo de desarrollo de Harvard, existen ocho diferentes tipos de inteligencias o inteligencias múltiples

  1. lógico-matemática
  2. lingüística
  3. kinestésica
  4. musical
  5. visual-espacial
  6. intrapersonal
  7. interpersonal
  8. naturista

pero nuestro sistema educativo solo considera las dos primeras, evaluando en función de ellas y empaquetando el aprendizaje, sin considerar nuevos sistemas de enseñanza que encajen con los distintos tipo de estudiantes y sus múltiples capacidades.

3. En tercer y último lugar, obviamos el elemento más importante que debe propiciar la educación, el aprendizaje. Deberíamos re-nombrar al “sistema educacional” por “sistema de aprendizaje de por vida” (lifelong learning en inglés). No es adecuado pensar que el aprendizaje acaba cuando se finaliza la secundaria o la universidad, seremos seres disfuncionales si después de graduarnos dejamos de aprender.

Cuando creíamos que teníamos todas las respuestas, de pronto cambiaron todas las preguntas” Mario Benedetti.

El nuevo sistema de enseñanza debe

  • potenciar un conocimiento más personalizado, en el que se pueda descubrir el potencial de cada persona y
  • estará cubierto por metodologías atinentes a la realidad,
  • que propicien la indagación sobre la memorización,
  • la reflexión por sobre mecanización,
  • la colaboración por sobre la competencia,
  • la búsqueda de propósito por sobre la acumulación de títulos.

Lo que se avecina es el apogeo de un sistema diseñado para la revolución industrial y basado en una linea de producción altamente estandarizado, a uno que revolucionará el aprendizaje desde sus cimientos. Veremos un sistema donde

  • los profesores ejerzan una educación personalizada,
  • utilizando la tecnología como un elemento clave para la indagación;
  • estudiantes aprendiendo con alumnos de distintas edades,
  • con ramos donde se enseñarán metodologías para descubrir el interés personal,
  • con una integración en-linea con el mundo real,
  • con mediciones sobre el aprendizaje personal o de un proyecto,
  • donde el maestro no será el más sabio de la sala,
  • sino que un catalizador del aprendizaje y quien también aprenderá, porque
  • diseñará en conjunto las nuevas preguntas, de esas que aún no se conocen las respuestas, y donde
  • la colaboración finalmente será la protagonista, en esta era donde la única garantía futura, es la incerteza.

ORIGINAL: WEF
Branislav Babaic Docente , Universidad Adolfo Ibáñez
21 nov 2016

“El profesor del siglo XXI tiene que enseñar lo que no sabe”

Considerado por The Economist como uno de los 50 pensadores más influyentes del mundo en el ámbito de la gestión empresarial, Peter Senge se empezó a interesar por la educación tras el éxito en diferentes universidades de Estados Unidos de su best-seller La Quinta Disciplina. Publicado en 1990, el libro contiene las claves para hacer competitiva cualquier institución con una estrategia de aprendizaje diseñada por el propio Senge.
En 1991, fundó la Society for Organizational Learning (SOL), una red de innovación en el aprendizaje en la que participan más de 19 empresas y organizaciones y mil escuelas públicas y privadas de diferentes parte del mundo. Senge ha visitado Madrid para impartir un seminario de liderazgo a los profesores de la Institución Educativa SEK.
Pregunta. ¿Cuáles son las principales transformaciones que debe afrontar la escuela?
Respuesta. Lo más importante es que llegue el final de la escuela tal y como la conocemos. Todos hemos ido al mismo tipo de colegio, no importa si el centro educativo está en España, Reino Unido o China. La fórmula siempre es la misma: los profesores tienen el control y los alumnos no son proactivos. Nadie sabe a ciencia cierta cómo debería ser, de hecho no creo que haya un modelo único, pero sí un principio claro: adultos y niños aprendiendo a la vez. La idea de que los profesores tienen las respuestas y por eso lideran el aprendizaje ya no sirve, nadie sabe cómo se resolverán los problemas que ya nos afectan hoy, como, por ejemplo, el cambio climático. Los niños lo saben y por eso no se enganchan a la escuela, porque el profesor actúa como si tuviese todas las respuestas. El aprendizaje en el colegio se centra en evitar cometer errores. El contexto autoritario dentro de la escuela es tal que los chicos solo quieren complacer al maestro.
P. ¿Cómo puede funcionar una escuela pretendiendo que alumnos y profesores tengan los mismos intereses?
R. Los docentes tienen que crear nuevas fórmulas pedagógicas para que los niños aprendan cosas sobre las que no hay respuestas claras. Singapur comenzó en el año 2000 su proceso de transformación del modelo educativo y el eje fue crear un entorno en el que todo el mundo aprendiese: profesores, alumnos y padres. Supuso un cambio radical, teniendo en cuenta que habían heredado el modelo británico, muy profesor-céntrico. El aprendizaje giraba en torno a la figura del experto. Dijeron basta y ahora los profesores plantean retos reales y los estudiantes aportan soluciones. No solo se plantean problemas artificiales para resolver en el aula. A los alumnos les motiva ayudar a su comunidad a ser más efectiva. La forma de hacerlo con un niño de ocho años o un adolescente de 18 es distinta, pero el principio es el mismo.
P. ¿Cómo tiene que afrontar el profesor su día a día en el aula?
R. Solemos decir que el profesor del siglo XXI tiene que enseñar lo que no sabe. Ahí empieza la innovación. Lo primero que tienen que hacer es desaprender, olvidar los métodos pedagógicos tradicionales. Es muy difícil porque tienen una identidad muy fuerte y se sienten orgullosos de estar al frente de la clase. Creen que mantener el orden y la atención en su discurso es lo que les hace buenos profesores y tal vez sea ese el problema, las lecciones magistrales brillantes. Para que se produzca el cambio tiene que haber una masa crítica de esos adultos en las escuelas que diga basta. Esto no va sobre decidir buenas o malas respuestas, sino sobre afrontar problemas reales. Conseguir que un niño de 12 años entienda por qué hay problemas de drogadicción en su barrio.
P. ¿Qué papel tiene la tecnología en la transformación del modelo?
R. Tecnología moderna y pedagogía anticuada, ese suele ser el patrón. Muchas escuelas están gastando grandes cantidades de dinero en comprar ordenadores para los alumnos porque creen que la tecnología lo cambia todo, y no es así. Hay que innovar en las técnicas de aprendizaje.
P. ¿Cree que los contenidos estáticos como las matemáticas o la literatura se deberían modificar dentro de los programas académicos?
R. Hay que enseñar esos contenidos de forma distinta. Los buenos profesores de matemáticas saben la diferencia entre el aprendizaje mecánico, en el que los chicos aprenden a escribir ecuaciones, y el profundo, en el que entienden el porqué. Uno de los docentes de nuestra red SOL, que trabaja en un colegio público de Boston, ha desarrollado un método en el que los niños se enseñan álgebra entre sí. Ha dedicado más de 20 años a crear problemas muy complejos y ni los mejores estudiantes de álgebra pueden resolverlos por sí solos. En el primer mes del curso imparte clases magistrales cortas para enseñar los fundamentos básicos, y el resto del año los alumnos trabajan en grupos de cuatro. El docente es importante porque ha diseñado la metodología, no actúa como un profesor sino como un facilitador.
Peter Senge tras impartir un curso en la Universidad Camilo José Cela. KIKE PARA
P. ¿Con qué escuelas está trabajando?
R. La Society for Organizational Learning, que fundé en 1991, es una red de investigadores y profesores en activo de diferentes partes del mundo. Sobre todo trabajamos con colegios públicos de Estados Unidos, porque es ahí donde están las carencias más graves, pero también colaboramos con colegios privados que sean innovadores. Estamos en contacto con más de mil escuelas en el mundo. Nuestra misión es buscar innovadores para conectarlos entre sí, para que entiendan que no están aislados. Hay una revolución que está ocurriendo, cientos de profesores usan Flipped Classroom (clase invertida) o el aprendizaje por proyectos. El problema es que no hay vías de comunicación entre ellos.
P. La clave para el cambio, ¿la tienen los gobiernos o las escuelas?
R. En Singapur, por la naturaleza del país, el Gobierno lideró la transformación. Pero no es una buena referencia, es un territorio muy pequeño, casi como una ciudad. En la mayoría de lugares, los líderes han sido los directores de los centros y los docentes, grupos pequeños que han querido dar un giro a su cultura de aprendizaje. El cambio tiene que arrancar en la escuela, que funciona como una institución local.
Es un error ser tan rígidos con la edad porque los niños avanzan a distintas velocidades
P. ¿Qué modelo educativo actual cree que debería replicarse?
R. No se trata de copiar a Finlandia o Singapur. Hay que ser menos rígidos con la edad porque los niños avanzan a distintas velocidades. No tiene sentido dividirles en cursos por edad. La escuela industrializada, ese es el problema. En las líneas de ensamblaje todo el mundo se movía al mismo ritmo y precisamente fue la era de la industrialización la que hizo a los lentos estúpidos. Hace unos años conocí en Los Alpes a un físico austríaco que había trabajado con el Nobel de Física danés Niels Bohr -le concedieron el premio de 1922-, probablemente el físico más brillante de la historia. Le pregunté cómo era trabajar con él y me dijo que era muy lento, pero que cuando entendía algo, realmente lo entendía. La mayoría de científicos son pacientes, reflexionan, se toman su tiempo. Durante décadas se les ha hecho creer a los niños que no poder avanzar al ritmo que marca la escuela es sinónimo de ser idiota.
P. ¿Cree que la certificación supone un freno para el aprendizaje?
R. La evaluación más efectiva es la del propio alumno analizando su progreso, la autoevaluación. Pero ahora ese rol lo asume el profesor. Los buenos docentes crean un entorno en el que los estudiantes mejoran constantemente y pueden juzgar de forma objetiva cómo están evolucionando. En Estados Unidos, a los profesores se les coloca en rankings en función de los resultados que sus alumnos obtienen en los exámenes estándar. Todo lo que está demasiado mecanizado carece de sentido. El problema no es la herramienta, sino el uso que se hace de ella. El objetivo debería ser estudiar qué técnicas de enseñanza funcionan mejor que otras y por qué.
P. El pedagogo británico y conferenciante Ken Robinson critica que la escuela mata la creatividad. ¿Cuál cree que es la explicación?
R. Los niños dejan de ser curiosos por el miedo a cometer errores, y como consecuencia de eso, también dejan de ser creativos. En mis clases suelo preguntar a mis alumnos cuántos de ellos decidieron a los diez años que no se les daba bien cantar, o que no eran muy buenos en dibujo. La gran mayoría levanta la mano. Entre los cinco y los diez años se internalizan esos miedos a no dar la talla y los chicos simplemente dejan de hacerlo. Hace unos años, un educador me dijo que no tenemos ni idea del drama que sufren los niños en la escuela. Los profesores están en una posición de autoridad y pueden hacer mucho daño si no se dan cuenta del impacto que pueden tener sus mensajes.
ORIGINAL: ElPaís
By Ana Torres Menárguez, economia.elpais.com
January 23rd, 2017

Effective implementation of project-based learning

ORIGINAL: Teacher Magazine Australia

Effective scaffolding of student learning was identified as one of the facilitating factors of PBL. ©Shutterstock/cmgirl

Tags: effective teaching methods, evidence-based practice, research news,international, short articles

If you’re looking to use project-based learning (PBL) in the classroom next term, a new research review offers some practical pointers for teachers.

The paper, by Durham University colleagues Dr Dimitra Kokotsaki, Victoria Menzies and Dr Andy Wiggins, also has six key recommendations for the successful adoption of a student-centred approach in mainstream schools. Writing in the journal Improving Schools, the academics explain PBL is an inquiry-based approach that can be used from early years through to higher education, where students learn by addressing a real-world challenge. They add that its uniqueness lies in the fact that students come up with an end product which represents their ‘new understandings, knowledge and attitudes …’.

Their literature review looked at studies from around the world exploring evidence of the effectiveness of PBL – including

  • the use of concept maps in Hungarian Kindergartens,
  • a primary school PBL program for low SES students in the United States and
  • a STEM-based project involving female high school students in Taiwan.

They note that although the strength of the findings are limited and some studies showed mixed results, the research indicates there are factors that can aid the successful adoption of project-based teaching in schools. These include:

  • Technology: Regarded as a ‘major enabler’ for students to design and develop their project. Also found to help both lower and higher performing students construct knowledge, although the researchers add teachers need to guide and support students to use technology safely and effectively.
  • High quality group work: Kokotsaki, Menzies and Wiggins cite research suggesting positive interactions between students, individual accountability, equal participation and social skills are ‘pivotal’ to the success of PBL collaboration, particularly when there are gender, achievement or social hierarchies at play.
  • Scaffolding: ‘The successful implementation of PBL in the classroom lies on the teacher’s ability to effectively scaffold studentslearning, motivate, support and guide them along the way,’ the academics advise.
  • Professional support: Teachers who received support (acknowledging their competence and autonomy) from senior managers and colleagues were more likely to implement and persist with PBL.

When it comes to how teachers can best support PBL in the classroom, the paper discusses a US study where 12 teachers recognised as being experts in the instructional method were interviewed (Mergendoller & Thomas, 2005). Their advice for successful implementation and management included:

  • being flexible with scheduling (and allowing for extensions to the project timeline);
  • giving students a rubric before they start to help orient them;
  • involving other teachers, parents and community members; and
  • using a variety of assessment methods (including opportunities for reflection) where both individual and group performance can be recognised.

Having reviewed the literature, Kokotsaki, Menzies and Wiggins say it’s possible to make six key recommendationswhich are considered to be essential for the successful adoption of a PBL approach in the mainstream school setting’:

  1. Student support – including effective time management and student self-management, and effective use of technology;
  2. Teacher support – networking and PD opportunities, and school leader support;
  3. Effective group work – students need to have equal levels of agency and participation;
  4. Balanced instruction – using both didactic instruction and independent inquiry to help prepare students for independent work;
  5. A reflective, self- and peer-evaluated assessment process – specifically, ‘evidence of progress needs to be regularly monitored and recorded’; and,
  6. Student autonomy and choice – Kokotsaki, Menzies & Wiggins, 2015 say this needs to be part of the process so students have a sense of ownership and control.

References

Mergendoller, J. R., & Thomas, J. W. (2005). Managing project based learning: Principles from the field. California: Buck Institute for Education.

Kokotsaki, D., Menzies, V., & Wiggins, A. (2016). Project-based learning: A review of the literature. Improving Schools, Vol. 19(3) 267–277.

  1. Are you using a range of assessment methods for PBL?
  2. How are you assessing individual and group work?
  3. How are you scaffolding student learning in PBL?
  4. Are you setting aside specific teaching time to prepare students for independent work?
  5. When planning a project, how flexible is your schedule?
  6. Do you build in time for extensions if needed?

Finlandia acaba con matemáticas, física, historia y otros ramos individuales

El país líder en educación implantó hace dos años en su capital un proyecto donde se trabajan las materias en torno a temáticas globales, una revolución necesaria para nuestros tiempos. Hoy planea extenderlo a toda la escolaridad y en todo el país.

Para el año 2020 Finlandia planea eliminar gradualmente de todos sus colegios la enseñanza de las materias individuales y en vez de eso, enseñarle a los alumnos por temas o fenómenos amplios que integren diversas áreas de conocimiento. Están revolucionando las aulas al mismo estilo que la red de colegios españoles que hace unos días les contamos.

Hace dos años que comenzó el proyecto en Helsinki, donde se eliminaron los ramos en cursos de alumnos de secundaria (16 años) y donde se ha capacitado al 70% de los profesores capitalinos de esos niveles con el nuevo enfoque.

Lo que necesitamos ahora es un tipo diferente de la educación para preparar a las personas para la vida laboralaseguró Pasi Silander, gerente de desarrollo de la ciudad.

¿Cómo funciona?
Por ejemplo, un adolescente que estudia un curso de formación profesional podría tomar clases de “servicios de cafetería“, que incluiría materias como

  • matemáticas, 
  • idiomas (para ayudar a atender a los clientes extranjeros), 
  • habilidades de escritura y 
  • habilidades de comunicación, 

indican en The Independent. Los primeros resultados han sido beneficiosos, informa el diario británico, donde los datos medibles del aprendizaje han mejorado con el nuevo sistema.
Evidentemente este cambio revolucionario ha generado reacciones en los profesores que a lo largo de su carrera se han especializado en ciertos temas, pero el nuevo modelo plantea que los maestros de diferentes áreas trabajen juntos para planificar la enseñanza por estos “temas”, además de ofrecerles un pago como incentivo.

Según Science Alert, el nuevo sistema también se enfoca en los diferentes tipos de aprendizaje, tales como la resolución de problemas de forma interactiva y colaboración entre los grupos más pequeños, para ayudar a desarrollar habilidades de comunicación. La idea es cambiar el formato tradicional donde filas de alumnos se sientan pasivamente frente al profesor.

Marjo Kyllonen, directora de educación de Helsinki, que presentará el anteproyecto a fines de este mes, insiste: “Realmente necesitamos un replanteamiento de la educación y un rediseño de nuestro sistema, que prepare a nuestros hijos para el futuro con las habilidades que se necesitan para hoy y mañana” y añade No es sólo Helsinki, sino toda Finlandia que lo abrazará“.

¿Debiera ser todo el mundo?

ORIGINAL: El Definido (Chile)
Por Magdalena Araus @mmaraus
2015-03-24

«No existe trastorno de déficit de atención, solo niños aburridos»

La autora de rEDUvolution es a la educación lo que Ferrá Adriá a la gastronomía en la Fundación Telefónica
ISABEL PERMUY. María Acaso, durante la entrevista

 

A la autora de rEDUvolution (Paidós) afirma durante la entrevista que «no existe Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH), solo niños aburridos en clase», a sabiendas de que ha entrado en terreno cuanto menos, espinoso. A María Acaso, también directora de la Escuela de Educación Disruptiva (EED) de la Fundación Telefónica, no le importa la controversia que generará el titular, porque está absolutamente convencida de ello. A su juicio, «medicar con anfetaminas a niños de dos años con un supuesto TDAH para que se concentren es, sencillamente, una barbaridad». «¿No sería mejor pensar en cambiar la educación que reciben?», se pregunta en alto esta docente. «Resulta ya un lugar común hablar de la obsolescencia del sistema educativo actual y de la apremiante necesidad de realizar un cambio tanto de contenidos como de metodología, de romper el pasado pero… ¿cómo hacerlo?».
—En rEDUvolution, su último y provocador libro, propone realizar un cambio de paradigma. ¿Es que está mal?
—No es que esté mal, es que no sirve. Los niños van con sus Mp3, sus móviles 3G… y su flauta dulce. ¡Por favor! Ha cambiado todo, y sobre todo lo que tiene que ver con la gestión del conocimiento. Igual que un médico no puede operar sin anestesia, como en el siglo XIX, hoy no se puede aprender con una lección tradicional, donde lo único que se consigue es una educación bulímica, donde te atracas de información que vomitas el día del exámen y a los tres segundos cuando has salido por la puerta has olvidado todo. Ese es el paradigma al que te lleva una educación tradicional. Hay que ir hacia una educación experiencial, motivadora, activa… Mientras que en otras disciplinas está super aceptado que el inconsciente lo que hace es modificar todo el proceso de absorción de datos, en pedagogía no. A día de hoy parece que todos los alumnos tienen que entender la clase de la misma manera, coger los mismos apuntes y decirlo igual durante el examen. El primer paso para la rEDUvolution es admitir que esto no es así. Como profesores aceptaremos que nosotros enseñamos y que los alumnos aprenden otras cosas. Tu das una clase a veinte personas y cada uno va a elaborar según su propia biografía, su creatividad, sus conocimientos… un discurso diferente. Eso es el hecho educativo.
 
—¿Qué supone aceptar eso?
Ya no tiene mucho sentido programar por objetivos, porque no se van a cumplir. Quizás sea mejor elaborar en lugar de pequeños objetivos grandes metas, abiertas y flexibles.
—Su rEDUvolution conlleva aceptar las pedagogías invisibles. ¿A qué se refiere?
—Aceptar que se aprende más de lo no es explícito que de lo que es explícito. Lo explícito es lo que el profesor dice, el libro de texto, el «Power point»… pero luego hay montones de cosas desde la iluminación de la clase, cómo va vestido el profesor, o cómo está organizado el aula que nos está dando mucha más información que lo que nos está diciendo este. Todo lo referente a las pedagogías invisibles se obvia en la pedagogía tradicional y hay que recuperarlo.
—¿Cuál debe ser el papel del profesor en esta nueva pedagogía?
—Su papel debe entenderse como un productor cultural, como un artista. Debe saber coger conceptos y «remixearlos», entendiendo como «remixear» el sistema de producción contemporánea. Eso no es copiar. Es relacionar. Y crear tu «playlist» de la clase.
—Usted propone empezar por cambiar la función del profesor, al que se refiere como «coacher».
—Sí, el profesor debería priorizar la agenda de tus alumnos por encima de todas las cosas, especialmente por encima del centro, del sistema educativo, de tu propia agenda. en la educación tradicional el profesor impone todo, los contenidos, las formas, las metodologías, y ahora creo que debería ser muy importante aprovechar los saberes de los alumnos e incorporarlos al revés. Qué le interesa al alumno por encima de qué le interesa al profesor. Nos referimos a las ocho inteligencias de Howard Gardner.
—Eso es una utopía, tanto si tienes cinco alumnos como si tienes diez, pero mucho más si tienes treinta.
—En cualquier caso, lo que sí que hacen los profesores es negar los intereses de los alumnos. No se trata tanto de hacer treinta clases distintas, si no de decir, voy a intentar ver qué es lo que les interesa a los alumnos y de incorporarlo al aula, en general. Si les interesa el fútbol, a lo mejor puedo incorporar este deporte como recurso para explicar las matemáticas. Enseñar videoarte a los adolescentes es muy difícil, pero si les enseñas videoarte a partir de videoclips es muy fácil. Creo que los niños, los adolescentes, tienen intereses, entonces, el profesor creativo es capaz de encontrar ese link.
—¿Por eso señala la creatividad del profesorado como cualidad indispensable?
Siempre se habla de la creatividad del alumno, pero me parece fundamental la creatividad del profesor, pero por encima de sus competencias y de sus conocimientos, un profesor creativo va a llegar a todo y va a realizar unas unidades didácticas maravillosas. Se va a olvidar del libro de texto y va a crear unas experiencias increíbles.
—Debería cambiar su formación también.
—Sí, claro. El problema que yo veo en la pedagogía es que se lleva a cabo un proceso de reproducción en la formación del profesorado. Te pasas media vida quejándote de tus profesores pero cuando tú te conviertes en uno vuelves a hacer lo mismo. Un docente novel, supertemeroso, se mete en un aula de Secundaria con cuarenta adolescentes y no sabe qué hacer y se hace el duro, sin darse cuenta de que lo que tiene que hacer es lo contrario.
—¿Dónde queda la Ley de Autoridad del profesor, tan necesaria en algunos casos incluso de agresión al maestro por parte del estudiante?
—Pedagogía y poder… En una estructura de control… No sólo hay que parecer democrático sino que hay que serlo. Todos somos democráticos de boquilla. Luego llegamos al aula y somos autoritarios. Si estamos hablando de democracia, no puedes llegar y hacer un monólogo. O no puedes hablar de democracia y subirte a una tarima.
—¿Qué estrategias de cambio propone para acabar con éxito con estas rigideces?
—La primera de ellas es crear en clase una «comunidad», en lugar de la antagonía «profesor y estudiante», que además en este momento en que el estudiante tiene muchos conocimientos pro ejemplo de tecnología, ¿que vas a hacer? En la idea de la comunidad, entra el profesor como «coach» (entrenador), como acompañante, pero es que ni siquiera es un acompañante, los profesores y estudiantes como «coachers» (entrenadores) unos de otros. Si tu tratas al alumno más como un igual, y le das más poder, sus problemas se reducen. Esos problemas aumentan cuanto más autoritario es el sistema. Si tu a un alumno le das responsabilidad, todo mejora. Si le obligas y le das disciplina solamente, al final surge el miedo. Hay que recuperar los afectos en el aula, son muy importantes.
Habitar el aula
—¿Qué es y cuál es la máxima del «edupunk», al que usted hace referencia?
–Más que una metodología es un nombre, un paraguas donde se recogen todas las metodologías que no son la metodología tradicional. La máxima es que tu no puedes cambiar los contenidos sin cambiar la arquitectura pedagógica. No puedes abogar por una educación diferente mediante una lección magistral. No puedes dar una clase con un mobiliario industrial si quieres hacer una clase orgánica. Hay que revisar el formato y cambiarlo.
–También habla usted de habitar la clase.
–Claro, la pedagogía es mente, pero también es cuerpo. ¿Cómo se entiende el cuerpo en el acto pedagógico? Sentado (horas), sumisoNo es que haya niños con déficit de atención e hiperactividad (TDAH), lo que hay es niños aburridos. Es un problema superserio, cómo se está medicando de forma a lo bestia, con anfetaminas, a niños desde los dos años. Menos medicina y más rEDUvolution. Es un problema terrible que vemos cada vez más, si se cambiara el sistema te aseguro que habría menos TDAH. No hay que medicar a los niños, que simplemente se quieren mover, sino cambiar el sistema.
–¿Lo más próximo que tenemos a este sistema es la metodología por proyectos?
—Sí. Definitivamente sí, pero en España hay muy poca oferta en educación alternativa.
—¿Están justificadas para usted la huelga del profesorado del pasado jueves 24 y la manifestación del sábado?
—Lo que indican ambos actos es que la gente está pidiendo una rEDUvolution. Están pidiendo a gritos que el profesorado esté mejor pagado, bien considerado, bien formado… como en el modelo finlandés, donde la clave está en el profesor.
—Los profesores finlandeses también se lo ha ganado. Al parecer son los mejores de la promoción, y luego pasan evoluciones continuas.
—Es cierto, el profesor finlandés está muy bien formado, es la élite. Pero también está super reconocido socialmente. En cambio aquí la labor del profesor está desprestigiada, precarizada… El problema fundamental es la formación del profesor.
—¿Y cómo se soluciona eso?
—Cambiando el sistema. Nota de corte para pedagogía, igual que en una ingeniería.
Sinopsis de rEDUvolution
Actualmente asistimos día a día a situaciones que hace tan solo unos años nos hubieran parecido inverosímiles y, mientras que todo se transforma, el mundo de la educación permanece igual, anclado en un paradigma más cercano al siglo XIX y a la producción industrial que a las dinámicas propias del siglo XXI. Es necesario que iniciemos la #rEDUvolution o, lo que desde hace algún tiempo se conoce como la revolución educativa.

El términorEDUvolution mediante la mezcla de los términos revolución y educación apunta a la necesidad de ejecutar una transformación real en los espacios educativos a través de cinco ejes clave:
Aceptar que lo que enseñamos no es lo que los estudiantes aprenden. Cambiar las dinámicas de poder. Habitar el aula. Pasar del simulacro a la experiencia.Dejar de evaluar para pasar a investigar.
Escrito con un lenguaje directo y nada académico, enrEDUvolution encontrarás un texto donde el lenguaje visual aporta tanto conocimiento como el lenguaje escrito. Asimismo, se incluyen una serie de propuestas que pretenden provocar el siempre difícil paso de la teoría a la práctica mediante la participación del lector o lectora en el propio libro.
¡Adelante! Es la hora de que empieces tu propia #rEDUvolution.
ORIGINAL: ABC.es
CARLOTAFOMINAYA / MADRID
11/03/2015

Howard Gardner: Las sociedades desperdician el talento

ISABEL PERMUY
2015/03/10
El padre de la teoria de las inteligencias multiples advierte de que las sociedades desperdician el talento
Howard Gardner. Foto:Barcelona Alternativa
Howard Gardner, mejor conocido como el padre de la teoría de las inteligencias múltiples, advierte que las sociedades desperdician el talento. Desarrollamos diferentes inteligencias, algunas más que otras. Lo ideal sería que la vocación nos guiara para realizarnos como individuos y sociedad.
Howard Gardner fue nombrado doctor «honoris causa» por la Universidad Camilo José Cela de Madrid
«Es una reunión interesante de diferentes inteligencias. Resulta inusual que un entorno académico reconozca, por ejemplo, el atletismo».
Howard Gardner, laureado psicólogo y profesor de Harvard, pudo ver escenificada la teoría que le hizo famoso, las inteligencias múltiples, el pasado viernes en la entrega de los Premios Príncipe de Asturias, rodeado de personalidades de los campos de las artes, el deporte, la ciencia, la economía… Todos los premiados sobresalen por hacer algo completamente diferente, pero ¿Haile Gebreselassie, considerado el mejor corredor de fondo de todos los tiempos, es menos inteligente que Giacomo Rizzolatti, científico que descubrió las neuronas espejo? Para Gardner, claramente no. Lo que ocurre es que sus inteligencias pertenecen a ámbitos distintos. Este investigador, hijo de alemanes huidos del nazismo, recibía el galardón en la categoría de Ciencias Sociales por mantener, precisamente, que no existe una única inteligencia, sino ocho: 
  1. la lingüística, 
  2. la lógico-matemática, 
  3. la visual-espacial (dibujar, interpretar un mapa), 
  4. la musical, 
  5. la corporal (danza, deportes), 
  6. la intrapersonal (conocimiento de uno mismo), 
  7. la interpersonal (conocimiento de los demás) y 
  8. la naturalista (observación y clasificación de las cosas). 
Este concepto, además de reconocer al máximo nivel capacidades que antes eran menospreciadas frente a las habilidades académicas tradicionales, ha obligado a replantear el sistema educativo. El sábado fue nombrado doctor Honoris Causa por la Universidad Camilo José Cela de Madrid.
-¿Cómo podemos identificar nuestro potencial?
-Creo que el mejor modo de hacerlo es intentar enseñar algo nuevo a alguien y ver cuánto tarda en aprenderlo. Por ejemplo, enseñamos a un grupo de estudiantes a jugar al ajedrez. Después de 20 partidas, algunos ganarán casi siempre. Claramente esos son los que tienen más potencial.
-¿Hay gente competente en todos los tipos de inteligencia?
-Todo el mundo tiene todas las inteligencias, pero la vida no es justa… Hay gente que brilla en todos los tipos, como Leonardo Da Vinci, y otros… bueno, no las desarrollan igual. Pero lo importante de esta teoría es que existen una serie de perfiles: algunos tienen picos altos en algunas tareas y otros en otras, pero siempre podemos mejorar en las más bajas.
-¿Qué aconsejaría a los padres para potenciar la inteligencia de sus hijos?
-Présteles mucha atención y averigüe qué es lo que les interesa y les apasiona sin proyectar en ellos sus prioridades, pasiones ni debilidades.
-¿Qué opina de los test que miden el coeficiencte intelectual?
-No sirven, es como poner a alguien un sello en la frente: tú eres listo, tú no. Eso es muy negativo.Es mucho mejor descubrir en qué destaca alguien, qué debe aprender y darle ayuda para ello. Y si no es así, probar otra cosa.
-Si tuviera en sus manos la educación de un país, ¿qué es lo primero que cambiaría?
La educación no debe centrarse únicamente en la escuela: también depende de la familia, los medios de comunicación, el vencindario, todo lo demás… Además, los profesores deben ser profesionales.
-Explíquese.
-Tienen que tener vocación y demostrarlo. Aceptar una responsabilidad, tener estatus y ser respetados.
-¿El sistema educativo actual desperdicia el talento?
Nuestras comunidades desperdician el talento porque solo los privilegiados tienen opciones. Una de las cosas más interesantes de los sistemas educativos de Finlandia y Singapur, los mejores del mundo ahora mismo, es que son totalmente planos y justos. Es decir, no hay manera de saber cuánto dinero tiene la familia de cada estudiante en un colegio. En un sistema realmente justo, los alumnos con desventajas tendrían a los mejores profesores y las mejores escuelas.
-España tiene una alta tasa de fracaso escolar. ¿Qué nos recomienda?
-Mejorar la educación debería ser una de las prioridades principales de un gobierno. Y un consejo: aprovechar los medios digitales es muy importante. No sirve de nada hacer que los estudiantes memoricen las cosas si todo está aquí (saca un smartphone del bolsillo) Vamos a enseñarles cómo utilizar las fuentes de información y también a cuestionarlas. En cuanto a los jóvenes, si no hay oportunidades de empleo, la motivación es mucho más difícil, pero no se pueden quedar en casa. Pueden seguir mejorando sus destrezas y ayudar a otras personas. En el futuro, cuidar a nuestros mayores va a ser la mayor fuente de trabajo.
-Estamos cerca de unas elecciones generales en España y elegimos nuevo presidente. ¿A qué tipo de inteligencia deberíamos votar?
-No hay una receta de las inteligencias perfectas para un presidente, porque depende muchísimo de las circunstancias. Obama parecía tener un potencial enorme, pero ha heredado una situación económica muy complicada y no pudo comprender que la oposición no iba a ayudarle. Churchill fue un primer ministro brillante en la época de la guerra, porque fue capaz de levantar el país, pero durante un período económico difícil no hubiera tenido tanto éxito. Una vez pregunté a Sorensen, la mano derecha del presidente Kennedy, exactamente la misma pregunta.
-¿Y qué le contestó?
-Me dijo que lo más importante de un líder es que tenga buen juicio. ¿Y cómo podemos saberlo? Por las personas que asigna a cada puesto. Cuando John McCain eligió a Sarah Palin, probablemente en ese momento perdió las elecciones.
-En su teoría de inteligencias múltiples, ¿dónde colocaría la intuición?
Cuando alguien puede hacer algo bien o pensar de forma correcta, pero es incapaz de explicar cómo lo consigue. Eso es la intuición. La gente puede tener muy buena intuición en un área, pero no en otras. Un matemático puede ver claramente la resolución de un problema muy complicado, pero no tener ni idea de cómo detener una pelea entre dos niños.
-¿Cuál es su definición de genio? Mucha gente consideraba que el recién fallecido Steve Jobs lo era.
Un genio es alguien que descubre algo nuevo del mundo, y creo que él lo hizo. Así que, de acuerdo con esa definición, efectivamente, fue un genio.
ISABEL PERMUY

Así funciona el primer colegio maestro de Medellín

ORIGINAL: El Colombiano
Por Rodrigo Martínez Arango
15 de febrero de 2015

La lúdica y el deporte son vitales para fortalecer la educación de los niños y jóvenes. Las modernas instalaciones también cuentan con aulas para 40 alumnos y restaurante. FOTOS Julio C. herrera.

La lúdica y el deporte son vitales para fortalecer la educación de los niños y jóvenes. Las modernas instalaciones también cuentan con aulas para 40 alumnos y restaurante. FOTOS Julio C. Herrera.

La lúdica y el deporte son vitales para fortalecer la educación de los niños y jóvenes. Las modernas instalaciones también cuentan con aulas para 40 alumnos y restaurante. FOTOS Julio C. Herrera.

Así funciona el primer colegio maestro de Medellín

Así funciona el primer colegio maestro de Medellín. FOTOS: Julio C. Herrera

Así funciona el primer colegio maestro de Medellín

Así funciona el primer colegio maestro de Medellín. Fotos. Julio C. Herrera

Así funciona el primer colegio maestro de Medellín

Así funciona el primer colegio maestro de Medellín. Fotos. Julio C. Herrera

510 niños y adolescentes tiene matriculados hasta el momento la institución.
18 profesores hacen parte de la planta de docentes que tiene el colegio.

En definitiva

La educación es vital para la transformación del centro de Medellín. La Institución Educativa San Benito como colegio maestro piloto de Medellín busca que se logre el cambio sin violencia.

Desafiando carros, motos, cambuches de indigentes y aceras llenas de chatarra, el niño Juan Esteban David todos los días, muy de mañana, recorre en su silla de ruedas arrastrada por su madre, casi un kilómetro para llegar a la Institución Educativa San Benito, el primero de tres colegios maestros que tendrá Medellín.

Lo hace con felicidad y entusiasmo a pesar de sus quebrantos de salud que hacen que su progenitora, una mujer que no tiene más de 30 años, camine constantemente hacia el colegio desde el Barrio Prado Centro, para llevarle las medicinas.

El motivo de tanta satisfacción, dice el niño, es el colegio en el que empezó el 14 de enero el sexto grado.

Antes estaba en la escuela Francisco José de Caldas, que la pasaron para la Institución Educativa San Benito y me tenían que subir varias personas por las escalas. También se me dificultaba ir al sanitario. Aquí hay rampas y baños para nosotros los niños con discapacidad”, contó.

Lo que más admiro, aseveró, es que nos tratan como a cualquier otra persona, sin discriminaciones, pero tampoco con preferencias. Tenemos que estudiar y esmerarnos por nuestro estudio como los demás y eso me motiva, porque quiero aprender mucho para cumplir mi sueño de ser investigador judicial”, concluyó el niño mientras se pone unos guantes para mover la silla.

Son vitales

A las 12 del día, al encontrarse con su mamá en el puente del colegio, ubicado en la Avenida de Greiff, con la carrera 56, otro niño, compañero de Juan Esteban dice en voz alta. “Si quiera están los policías aquí”.

Y no es para menos. Aunque va acompañado por su madre, los alrededores de la institución atemorizan, por la presencia de numerosos indigentes, que acumulan cantidades de basura, la que transportan desde distintos sitios del centro hasta allí para seleccionar el reciclaje, y consumidores de drogas, hombres y mujeres de todas las edades.

Como si fuera un adulto, el niño reflexiona sobre el colegio. “El día en que la Policía no esté aquí no sabemos qué va a pasar. Ellos son muy importantes para nosotros y el jefe de ellos, el General, vino y nos aseguró que se declaraba padrino de nosotros”.

El pequeño, quien desapareció, cogido de la mano de su mamá por las calles del centro, rumbo a la pieza de inquilinato donde vive con otros dos hermanitos y sus padres, desplazados del municipio de Buriticá, no estaba diciendo mentiras.

Consultado sobre las palabras del niño, el general José Gerardo Acevedo, comandante de la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá, las confirmó y justificó su decisión.

Todo comenzó el año pasado cuando iba en una moto de la Policía a tanquearla en la bomba que nos corresponde. Me llamó la atención un colegio vecino en construcción. Vi entonces que el entorno lleno de talleres, bodegas de reciclaje, prostitutas, habitantes de calle, drogadictos, carros y ollas de vicio, no era el mejor sitio para una institución educativa de las perspectivas que se le veía por la construcción, moderna y atractiva”.

En ese momento, manifestó, pensé que por este colegio había que hacer algo, pero nadie estudiaba allí.

¿El destino?

A mediados de enero la sección de Infancia y Adolescencia de la Policía había empezado a poner en ejecución el programa nacional “De regreso al colegio, tu Policía te acompaña”.

Por cosas del destino o por el compromiso de un alto oficial con la comunidad, la comandante de la unidad en el Valle de Aburrá, la capitana Andrea del Pilar Rojas Ortiz, lo invitó al lanzamiento de la campaña en uno de los colegios.

Madrugaron y la oficial lo llevó a un colegio del que no le dijo el nombre. Cuando llegaron, el general Acevedo se encontró con que se trataba del colegio que el día de la tanqueada se había comprometido mentalmente a ayudarlo.

Como me decidí echármelo al hombro, no dudé en decirles a los estudiantes, padres y maestros, que la Policía y yo seríamos los padrinos, el niño tenía toda la razón”, concluyó el General, quien el miércoles pasado realizó su tercera visita con motivo de una toma lúdica que le hicieron los niños a la vecina plazoleta de Zea, un lugar asediado por drogadictos, prostitutas y habitantes de calle.

Unión de esfuerzos

La rectora Margarita Sánchez destacó el apoyo de la Alcaldía y otras secretarías como Salud, Gobierno y Movilidad. Resaltó que la vinculación de la Policía Metropolitana ha sido fundamental para cumplir uno de los objetivos de la institución: apropiarse de la zona para impulsar el resurgimiento y prosperidad del barrio San Benito y los alrededores sometidos al ostracismo por las drogas y la falta de oportunidades.

Hemos tenido la constante compañía de la Policía y sus secciones de Infancia y Adolescencia, Medio Ambiente y del programa Dare (Educación para Resistir el Uso y de Drogas y Vicios)”, destacó la educadora.

Dijo que inicialmente habían proyectado el colegio para 350 estudiantes, que hacían parte de la fusión de las instituciones escuela Francisco José de Caldas y Madre Marceliana, que hacían parte de la Institución Educativa Tulio Ospina.

Las expectativas se superaron y hoy alberga 510 niños y jóvenes, habitantes de barrios vecinos e hijos de vendedores de confites, minutos de celular, trabajadores informales, de los talleres cercanos y de la plaza Minorista José María Villa.

Recalcó que en la actualidad terminan unas adecuaciones a la infraestructura y se organiza el restaurante escolar para suministrarles a los alumnos desayuno y almuerzo para la jornada escolar extendida que será de 7:00 a.m. a 1:00 p.m. para preescolar; 7:00 a.m.-1:00 p.m., primaria, y 7:00 a.m. a 3:00 p.m., bachillerato.

La educación es media académica, pero se analiza una media técnica de acuerdo con las necesidades del sector, conformado por talleres de metalmecánica, carpinterías y comercio.

Está concebido como un Colegio Maestro, porque inspira, enseña y está en contacto con la comunidad. Integra estrategias como Jornada Única, un Proyecto Educativo Institucional basado en la ciencia y la innovación y Jornada Complementaria con espacios para actividad lúdica.

Van muy bien

La secretaria de Educación de Medellín, Adriana Arcila Rojas, comentó que el colegio va muy bien, porque iniciar una institución de estas características de cero es todo un reto.

Ya tenemos la planta de cargos lista nos faltaban profesores de Castellano y Matemáticas y ya llegaron, hay 18 educadores y un coordinador, más la rectora.

Los detalles que le faltan a la infraestructura se están terminado.

“Lo importante es que la comunidad está contenta y ven en este establecimiento una oportunidad para que sus hijos se capaciten y salgan adelante y para el desarrollo del barrio y el centro de Medellín”.

El reto en estos momentos, manifestó la funcionaria, es que la comunidad y el entorno se apropien de la institución.

Destacó el apoyo que ha recibido el colegio por parte de distintos despachos de la Alcaldía y de la Policía Nacional que dos meses antes de abrir las puertas ya estaban pendiente del centro educativo, ya que el entorno es muy vulnerable.

También fueron vinculados los comerciantes y venteros ambulantes para acompañarlos para que cuiden el espacio y tengan en cuenta que están al rededor de una institución educativa.

Otro aspecto importante de este nuevo colegio es el trabajo con los padres que, en su mayoría, viven de la supervivencia en el centro y porque muchos de los niños se están apenas adaptando a la educación, porque hacían ventas con sus progenitores.

Al finalizar la semana llegó al colegio un psicólogo que trabajará temas de convivencia y participación.

Charlas en prevención

Ana María Restrepo, gestora de Salud, de la Secretaría de Salud de Medellín, indicó que con el Programa Escuelas y Colegios Saludables que se lleva a cabo en todo Medellín, le están brindado atención psicosocial a los estudiantes y sus padres.

Además trabajan con un equipo de psicólogo clínico, trabajador social, nutricionista, bacteriólogo y cuando lo necesitan médico, para hacerles diagnósticos en salud a los estudiantes.

Por su parte el patrullero Norberto Roldán del Grupo de protección Ambiental y Ecológica de la Policía Metropolitana, al concluir una charla con los niños de sexto manifestó que como el General es el padrino del colegio, ellos constantemente están dictándoles conferencias.

Las charlas las enfocan en el cuidado que los niños deben tener con los animales, en especial con sus mascotas, y sobre la protección de la fauna y la flora.

Se les insiste mucho en que no deben tener en sus casas animales silvestres que no deben atentar contra ellos”, contó el uniformado.

Otro de los programas importantes que realiza la Policía en esta institución es el Dare, que busca prevenir que los niños y adolescentes caigan en las drogas.

El trabajador de un puesto en la Plaza Minorista, Carlos Cataño, al reclamar a su hijo de seis años que está en preescolar, destacó lo cerca que le quedó el colegio de su lugar de labores y la atención y cuidados que les dan los maestros.

Vivo en el sector de El Bosque y me quedó muy fácil matricular hace cinco días al niño aquí. Mi hijo está contento y yo tranquilo por la facilidad para venir a traerlo y reclamarlo cuando culminan la jornada”, destacó el padre de familia.

Al recorrer los alrededores del colegio preocupan, por lo menos, siete ollas de vicio, que funcionan en casas que se ven como abandonadas.

Contexto de la Noticia

PARA SABER MÁS

Hace parte de intervención del centro

La Institución Educativa San Benito hace parte del Plan de Intervención del Centro de Medellín. Fue construida en el lote de 4.000 metros cuadrados que ocupó por varios años la sala de velación La Aurora y la funeraria La Piedad. En el colegio, el Municipio invirtió 7.328 millones de pesos y consta de un área construida de 2.583 metros cuadrados y tres plantas. De urbanismo tiene 1.350 metros cuadrados. En el primer piso están los espacios comunes, la cancha de microfútbol y baloncesto, el área administrativa, el restaurante escolar, la tienda y el preescolar. En el segundo y el tercer piso hay 11 aulas, laboratorio, biblioteca, sala audiovisual y dos salas de cómputo.La campaña “De Regreso al Colegio tu Policía te Acompaña” se realizará en las diversas instituciones del país con el fin de brindarles seguridad y atención a los estudiantes cuando entran y salen de los colegios para evitar hechos de violencia, hurtos o venta de estupefacientes. El programa también busca motivar a los niños y adolescentes para que permanezcan en sus colegios y evitar la deserción. En el Área Metropolitana del Valle de Aburrá se lleva a cabo en 1.010 colegios y de ellos fueron priorizados por vulnerables, 52. Uno de ellos el colegio San Benito.

ANTECEDENTES

Priorizan 52 colegios

La campaña “De Regreso al Colegio tu Policía te Acompaña” se realizará en las diversas instituciones del país con el fin de brindarles seguridad y atención a los estudiantes cuando entran y salen de los colegios para evitar hechos de violencia, hurtos o venta de estupefacientes. El programa también busca motivar a los niños y adolescentes para que permanezcan en sus colegios y evitar la deserción. En el Área Metropolitana del Valle de Aburrá se lleva a cabo en 1.010 colegios y de ellos fueron priorizados por vulnerables, 52. Uno de ellos el colegio San Benito.

Continue reading